Buscar este blog

domingo, 16 de noviembre de 2014

La Plaza de la Estrella (Patrick Modiano)

Como a muchos, yo tampoco había leído nada de Patrick Modiano, es así que conseguí un ejemplar de su trilogía. Por ahora he terminado el primer libro.

Lectura # 48



"Te quedaste una temporada en Egipto. Como ya no tenías un céntimo, organizaste en Puerto Said una feria en la que exhibiste a todos los antiguos amigos. Pagando veinte dinares por persona, los curiosos podían ver a Hitler recitar en una jaula el monólogo de Hamlet; a Goering y a Rudolph Hess hacer un número en el trapecio; a Himmler y sus perros amaestrados; al encantador de serpientes Goebbels; a Von Schirach, el tragasables; al judío errante Julius Streicher. Algo más allá, tus bailarinas, las «Collabo’s Beauties», improvisaban una revista «oriental»; andaba por allí Robert Brasillach, vestido de sultana; la bayadera Drieu la Rochelle; Abel Bonnard, la vieja que custodiaba los serrallos; los visires sanguinarios Bonny y Laffont; el misionero Mayol de Lupé. Como si fueran cantantes del Vichy-Folies, interpretaban una opereta por todo lo alto: llamaban la atención en aquella troupe un mariscal, los almirantes Esteva, Bard y Platon, unos cuantos obispos, el brigadier Darnand y el príncipe felón Laval. No obstante, la más frecuentada era la barraca en donde desnudaban a tu examante Eva Braun. Lo que quedaba de ella aún estaba muy bien. Los aficionados podían comprobarlo a razón de cien dinares por cabeza." (Capítulo 4. La Plaza de la Estrella).

El ejemplar que tengo incluye las tres novelas que forman parte de la denominada Trilogía de la Ocupación. La primera de ellas, La Plaza de la Estrella, fue la primera novela del autor francés publicada en 1968. Consta de 4 capítulos y poco menos de 100 páginas. Con un prólogo de José Carlos Llop. Editorial  Anagrama. Con esta novela ganó el premio Roger Nimier. 

La literatura Modianesca es muy singular. Los estudiosos la describen como una literatura evocadora, difusa, densa. Con estas descripciones de antemano me lancé a leer su primera novela y, con justa razón de los opinólogos del tema, pude comprobar lo que ellos decían.

Efectivamente, su estilo narrativo es muy particular. Nunca había leído un autor con un estilo tan singular. Pese a su corta extensión, el libro requiere releerse para poder sumergirse en esa opaca, vertiginosa y densa historia. 

La novela, tiene como contexto histórico a la Francia ocupada por el nazismo alemán (1940 - 1944). El autor toca fuerte y sin temor el tema del antisemitismo que se vivió en aquella época, y cómo muchos franceses conocidos, mejor dicho, escritores, son mencionados sea como antisemitas, colaboracionistas del nazismo o enfatizando su condición judía. Entre ellos, se nombran a Marcel Proust, Luois-Ferdinand Celine, Marcel Sachs, Kafka, y otros célebres personajes como Dreyfus y hasta Chaplin o Sigmund Freud, entre otros.

Raphaël Schlemilovitch, es el protagonista de la novela. Es un francés judío que sufre de una neurosis y que lo hará divagar y alucinar sobre su pasado inmediato de una forma retorcida. Raphaël Schlemilovitch, pertenece a la época posterior a la Ocupación, pero narrará parte de su vida como si hubiese vivido en aquella época, y describirá los repudiables oficios a los que se dedicó para sobrevivir en aquella época tan opaca como la historia misma de la novela. 

Patrick Modiano, nos entrega tantos datos lanzados rápidamente que nos hace sentir en un torbellino confuso. El final de la novela es una conclusión lógica de todo esa niebla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...