Buscar este blog

domingo, 22 de septiembre de 2019

La cuarta espada (Santiago Roncagliolo)

Lectura #125



La cuarta espada es el libro más significativo que he leído en cuanto a la historia reciente del Perú del siglo XX.

Santiago Roncagliolo, escritor y periodista, hace una investigación exhaustiva recogiendo testimonios de los protagonistas y personas cercanas a la cúpula de Sendero Luminoso.

El autor nos cuenta la historia de Abimael Guzmán desde su niñez. Nace en Mollendo, Arequipa en 1934. Fue hijo de padres que aún no se habían casado por lo que fue registrado como "hijo natural". Este hecho impactó negativamente en la autoestima del niño debido a los prejuicios de la sociedad tradicional arequipeña.

Se dice que su madre lo abandonó cuando tenía 8 años entregándolo a un tío en el Callao. Se comunicaba con sus padre por cartas. 

Su padre era un aristócrata arequipeño, dueño de una casa de playa en Mollendo y había estudiado contabilidad. Tenía dificultades para expresar sus emociones pero mujeriego.

Laura, la esposa legítima de Don Guzmán (padre de Abimael), se enteró de las cartas y decidió que el niño Abimael retorne a Arequipa a vivir con ellos.

Era un niño tímido y de modales serios, ocultando sus sentimientos.

Ya en Arequipa, estudió en el estricto colegio religioso La Salle. Asistía a misa los domingos y comulgaba una vez por mes. Era el primer hijo ilegítimo que estudiaba allí. Por ese hecho los niños le hicieron bullying.

Lejos quedaba aún el hombre que se convertiría en el futuro líder de la organización terrorista que más dolor produjo en el Perú.

En 1950 y 1956 hubieron grandes protestas  de estudiantes contra las autoridades que terminaron en revueltas e intervención de la policía. Esos primeros hechos marcaron al adolescente Abimael, percibiendo que la violencia era una manera eficaz de conseguir los objetivos.

El autor sigue narrando su historia, su ingreso a la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa, su doble titulación en Derecho y Filosofía (hizo dos tesis respectivamente), catalogado como un alumno brillante.

Al poco tiempo fue contratado como catedrático en la reabierta Universidad Nacional San Cristobal de Huamanga en Ayacucho que para ese entonces el adulto Abimael ya tenía una ideología marcada, la maoista, incluso hizo dos viajes hacia China para capacitarse en ello.

Abimael planeó de una manera asombrosa el maoísmo en los estudiantes ayacuchanos y parte de la sierra central y sur por décadas, antes de iniciar la lucha armada y su asalto final en Lima, la capital peruana.

Actualmente Abimael Guzmán (85) se encuentra preso en la Base Naval del Callao pagando una condena perpetua, así como la cúpula del Comité Central, entre ellos a la número 2, Elena Yparraguirre.

Más de 70 000 personas fallecieron a consecuencia del enfrentamiento entre Sendero Luminoso y la acción conjunta de la sociedad civil, policía y fuerzas armadas.

El día de su captura (12 de septiembre de 1992) por el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN, creada al final del gobierno de Alán García en 1990), Abimael dijo algo así: "...lo que tengo aquí -tocándose la frente- nadie lo podrá quitar, aunque me metan preso, aunque me maten, y si muero, las ideas quedan en el pueblo...". Palabras escalofriantes.

Y tuvo razón porque existe evidencia periodística que su ideología, el pensamiento Gonzalo, sigue vigente y agazapada en la sierra central y resto del país. A la espera de una nueva lucha, porque para el pensamiento gonzalo, la lucha armada nunca terminará...

Una gran obra de Santiago Roncagliolo muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...