El sueño de un hombre ridículo (relato fantástico) (Fedor Dostoeivski)



El sueño de un hombre ridículo” es un cuento que se publicó en 1877 como parte de su serie de textos “Diario de un escritor”. 

El cuento narra la historia de cómo a cierto personaje desdichado a punto de suicidarse, le llegó la revelación o la Verdad a través de un sueño y cómo esa revelación le cambió la vida para siempre.

En el cuento, un personaje está desinteresado de la vida, todo le da igual y tiene la firme convicción que debe poner fin a su existencia a través del suicidio. Caminando por la noche en las frías calles de San Petersburgo, una niña se acerca pidiéndole ayuda, él la rechaza con un grito y la aparta de su camino rumbo a su cuarto alquilado en un quinto piso de un edificio. 

Al llegar a su cuarto, saca el revólver, lo pone sobre la mesa y está decidido a matarse. Sin embargo, algo le impide hacerlo. Por una razón que desconoce algo le impide hacerlo. Reflexiona sobre la aparición de la niña y su efecto inmediato en su conciencia. Como era de noche, de pronto se duerme y cae en un sueño largo. 

A partir de entonces la narración tratará de aquel sueño, un sueño extraño, fantástico. Dentro del sueño el personaje se dispara el pecho, a la altura del corazón, y no en la sien derecha como lo había planificado, entonces siente un dolor, pero es consciente de estar soñando y se deja llevar. Asiste a su entierro y dentro de su ataúd experimenta la incomodidad de que cada minuto una gota de agua cae sobre un ojo cerrado a través de un pequeño orificio del ataúd. 

Ante esto, el personaje invoca a algún ente superior que si realmente existiese que haga las cosas como deben ser y que le quite el peso de esa tortura de la gota de agua. De pronto, el ataúd se abre y un ser le sostiene y lo libera de la caja, y lo lleva volando tan lejos, tan lejos que salen del planeta Tierra, divisa el Sol y experimenta una fuerte emoción, como de ganas de vivir. Luego se aproximan a un planeta parecido a la Tierra, a una copia, a un doble y él se sorprende. Al llegar ve a personas como en la Tierra, pero en la nueva Tierra, esas personas son felices, tiernas y bondadosas. Son como si no tuvieran ningún pecado. Y él se sorprende y aprende de ellos poco a poco. Pero con el tiempo ellos también aprenden de el y… 

El mensaje del cuento es poderoso, Dostoievski exhorta a todos los hombres a amar a todos como a sí mismo, como lo dijo Jesús en los evangelios. Considera que es la única manera de que el mundo pueda vivir en felicidad. No es más importante el conocimiento, la ciencia o la conciencia de la vida que la vida misma, y que el amor universal será el único camino de volver a ser lo que algún día fuimos en el paraíso. 

"Lo esencial es amar a los semejantes como a uno mismo, eso es lo esencial; y en eso consiste todo, casi no se necesita nada más: en seguida encontraréis el modo de organizar todo lo demás"


Aquí pueden consultar un vídeo sobre el cuento:

Comentarios