Anna Karénina (León Tolstói, 1877)

“cobró conciencia de que, además del amor que los unía, había surgido entre ellos un espíritu malsano de lucha, que no podía expulsar del corazón de Vronski y mucho menos del suyo" (Anna Karenina)




Hola, amable lector, gracias por visitar el blog:

Hoy comentaré sobre la última novela que acabo de leer. Se trata de Anna Karénina, escrita por Lev Tolstói y publicada como libro en 1877.

Tenía mucha ilusión de leer esta novela. Es un clásico de la literatura universal y junto a Guerra y Paz y La muerte de Iván Illich es una de las novelas más populares de Tolstói.

Anna Karénina, se estructura en ocho partes y doscientos treinta capítulos. Inicialmente se fue publicando por entregas desde 1875 hasta 1877 en el diario El Mensajero Ruso, pero la última parte Tolstói la publicó por su propia cuenta debido a que la editorial no aprobó las ideas contenidas en la octava parte. La obra está ambientada en la Rusia del siglo XIX principalmente en San Petersburgo y Moscú, los personajes en su mayoría pertenecen a la clase alta de la sociedad.

Varios escritores han manifestado sus apreciaciones por la obra y han elaborado comentarios al respecto, Nabokov (Curso de Literatura Rusa), Dostoievski (Diario de un escritor) y Milan Kundera (El Telón) son algunos de los escritores que le dedican varias líneas a Anna Karenina desde distintos enfoques.

Desde las primeras líneas de la novela “Todas las familias felices se parecen; las desdichadas lo son cada uno a su modo” el autor nos revela el tema de la obra: la familia, el hogar con sus dichas y desdichas.

Principalmente Tolstói aborda dos historias, la historia entre Anna Karénina y Alexei Vronski y la historia entre Konstantin Levin y Ekateryna Sherbatsky.

Sobre Anna Karénina y Alexei Vronsky:

Anna es una mujer joven y bella que está casada con Alexei Karenin, veinte años mayor, un funcionario público muy exitoso. Viven en San Petersburgo. Su matrimonio se arregló rápidamente por intermedio de la tía de Anna quien vio en Karenin un buen partido, no obstante, el amor entre ellos brilla por su ausencia.

Fruto del matrimonio tienen un hijo, Zeriosha, quien es adorado por su madre Anna y es la que la mantiene en el matrimonio.

Anna Arkadievna Karénina es hermana de Stepan (Stivia) Arkádevich Oblonsky, marido de Daria (Dolly) Alexandróvna Oblonskaya quienes viven en Moscú.

El libro inicia cuando Dolly descubre que su marido Stivia le ha sido infiel con la institutriz francesa, y está dispuesta a divorciarse, por lo que la casa está patas arriba. Un matrimonio de cinco hijos donde el marido se pasa el día en el trabajo y en reuniones sociales mientras que la mujer se queda en casa cuidando a los hijos sin poder salir, excepto en verano donde la familia viaja al campo a disfrutar del buen clima y ver sus tierras.

Qué se dice de Stivia: “Gracias a sus excelentes dotes, Stepán Arkádevich había aprendido mucho en la escuela, pero, como era perezoso y travieso, acabó entre los últimos de su clase. No obstante, a pesar de su vida disoluta, su rango mediocre y sus pocos años, ocupaba un puesto importante y bien remunerado, nada menos que director de un departamento estatal de Moscú. Había obtenido ese nombramiento gracias a la intervención del marido de Anna, Alekséi Aleksándrovich Karenin, personaje destacadísimo en el Ministerio del que dependía el departamento en cuestión”

Tres días después la situación no mejora en el hogar y es cuando Stivia recibe una nota en la cual se anuncia la llegada de su hermana Anna desde San Petersburgo.

La aparición de Anna, ya anunciada en una nota entregada a Stivia, será en la Estación de tren. En el viaje de San Petersburgo a Moscú, dentro del tren, Anna hace buena amistad con una dama, la condesa Vronskaya, quien también está yendo a Moscú y la recibirá su hijo, Alexei Vronski.

Será en esa estación, donde Anna Karénina y Alexéi Vronski tendrán su pimer encuentro y una circunstancia fatal los unirá. La muerte de un hombre bajo los rieles del tren será un mal presagio para ambos.

El tren, la sangre derramada, la pesadilla doble con el hombrecillo encorvado de barba sucia golpeando los hierros y diciendo palabras en francés es el anuncio de la fatalidad.

Anna se enamora perdidamente del joven Vronski, quien ignora a Kitty de la posibilidad de comprometerse con ella, y se fija en Anna.

Anna llega a Moscú para ayudar a su hermano intercediendo por él para salvar su matrimonio y convencer a Dolly que lo perdone y al mismo tiempo se interpone entre Kitty y Vronsky rompiendo la posibilidad de compromiso entre ellos. Ese efecto dual de Anna es destacable.

Pronto, Anna decide separarse de su esposo Karenin, quien deberá soportar la humillación y resignarse a guardar las apariencias. Inicialmente le ofrece el perdón a Anna pero luego intenta solicitar el divorcio. Cuando se entera de que hay muchos inconvenientes legales al respecto, decide no darle el divorcio a Anna.

Anna se desespera y sufre. Por estar junto a Vronski se ha privado de su hijo adorado Zeriosha y se ha ganado la mala reputación de la sociedad. Lo único que desea es que Vronski corresponda a su amor con la misma pasión que ella le corresponde. Pero sufre. Desea ser feliz, pero sin su hijo no cree alcanzarlo.

La escena del reencuentro con su pequeño hijo en el día de su cumpleaños es realmente conmovedora.

Anna se va quedando sola, y con la angustia de perder el amor de Vronski, la imposibilidad del divorcio, el no poder ver más a su hijo, el desafecto que le causa su hijita, intenta calmarse consumiendo morfina pero no puede y los celos empiezan a dominarla y donde hay amor se trastocará con odio y la forma de pensar de Anna se desestabiliza, la séptima parte veremos el histerismo de Anna y el desarrollo de su monólogo interior o flujo de conciencia de forma brillante.

Anna es presa de una vida superficial, y esclava de sus pasiones sin una vida espiritual que la conecte con Dios que pueda equilibrar su vida. Su destino será el mismo que Madame Bovary o el joven Werther.

“De pronto se acordó del hombre al que atropellaron el día de su primer encuentro con Vronski y comprendió lo que tenía que hacer”

Ahora un poco de intertextualidad: Cuando Teresa se encuentra con Tomás por primera vez en un bar de Praga en La Insoportable levedad del ser (Milan Kundera), ella leía un libro, era Anna Karénina. Muchos elementos de la novela rusa se encuentran en la novela del checo. Por ejemplo los celos desmedidos, la desesperación a la pérdida del ser querido, las pesadillas, la infidelidad, la guerra, y el retorno al campo.

Para citar un pasaje interesante podemos revelar el diálogo entre Tomás y Teresa con respecto al nombre que llamarán a su perro:

Se pusieron a buscarle un nombre. Tomás quería que por el nombre se supiera que el perro era de Teresa y se acordó del libro que llevaba bajo el brazo cuando llegó a Praga sin avisar. Propuso que al cachorro lo llamaran Tolstoi.

—No puede llamarse Tolstoi —replicó Teresa— porque es una señorita. Podría ser Ana Karenina.

—No puede ser Ana Karenina, porque ninguna mujer puede tener un morro tan chistoso como éste — dijo Tomás—. Se parece más bien a Karenin. Sí, el señor Karenin. Así es como me lo imaginaba.

—¿Pero no afectará a su sexualidad que la llamemos Karenin?

—Es posible que una perra a la que sus amos llaman permanentemente como a un perro desarrolle tendencias lesbianas.

Las palabras de Tomás se hicieron realidad de un modo curioso. A pesar de que habitualmente las perras tienen más apego a sus amos que a sus amas, en el caso de Karenin era al revés. Decidió enamorarse de Teresa. Tomás le estaba agradecido. Le acariciaba la cabeza y le decía: «Haces bien Karenin. Esto es precisamente lo que yo quería de ti. Si yo solo no basto, tú tienes que ayudarme».

Sobre Levin y Kitty:

Levin y Kitty es la antítesis de la historia entre Anna y Vronski. El argumento de Anna termina en la séptima parte, pero la de Levin llega hasta la última línea de la novela con la cual demuestra su rol protagónico y un modelo de hombre de familia junto con Kitty.

Levin y Kitty quizá sea el modelo de familia feliz y que, como toda familia, tendrán sus problemas pero serán capaces de superarlos. Inicialmente superado por Vronski en el intento de pretender casarse con Kitty, dos años después de aquel baile Levin y Kitty se declararán me una manera singular: la escena de la tiza es muy original.

Levin es el personaje distinto de la novela, es a todas luces el álter ego de Tolstói, pese a que tiene una gran fortuna, su mirada no está en las grandes ciudades como Moscú o San Petersburgo sino en el campo. Levin es un terrateniente preocupado en mejorar el rendimiento del aprovechamiento de la tierra y estudia el factor humano en la agricultura. Por ello intenta escribir un libro.

El vínculo de Levin a la tierra y con el campesinado ruso será vital para el cambio que se operará en su interior. Las crisis existenciales y religiosas que padece serán resueltas mediante un pequeño pero significativo diálogo que tendrá con un campesino y que la revelación de la verdad llegará a su alma.

Kitty es la joven incocente de un amor puro que pasa del rol de recién casada inexperta a mujer de familia comprometida por el bien de los que la rodean. Su evolución es destacable. En el capìtulo donde se cuidará al hermano de Levin, Nikolai Ivánovich, el cambio de nombre temporal a Kattya dejará demostrado la madurez alcanzada de Kitty.

La escena del alumbramiento de Kitty que coincidirá con la fatalidad de Anna son los dos extremos de los destinos de una historia de amor. En el proceso de alumbramiento el personaje de Levin experimenta una crisis de angustia por la salud de Kitty lo que genera que implore a Dios a cada instante:

"Señor, perdónanos y ayúdanos, repetía"

Tolstói aborda varios temas en Anna Karénina, a aparte de los aspectos familiares también toca el tema de la agricultura, la religión, filosofía, política, las elecciones de autoridades o la guerra de los países eslavos con el imperio otomano lo cual hace de la novela todo un universo de una época.

Muy recomendable.

Nota:

A diferencia de la anterior novela comentada, Netochka Nezvánova, Anna Karénina goza de una gran popularidad y se ha hecho de ella muchas producciones de televisión y cinematográficas, la última de ella (2012) es protagonizada por Keira Knightley; recientemente salió una noticia en la que Netflix tiene proyectado realizar una serie de origen ruso basada en la novela y que se llamará ANNA K.

Comentarios

  1. Hermosa reseña y muy completa amigo , has dibujado el libro de manera perfecta .
    Saludos 🤗

    ResponderEliminar

Publicar un comentario