Lolita (Heinz von Lichberg, 1916)

 "Hasta que el segundo día apareció Lolita, la hija de Severo. Era, para nuestra mentalidad nórdica, casi una niña; tenía los ojos oscuros de las mujeres del Sur y el cabello de un inusitado tono cobrizo. Su cuerpo era delgado y ágil como el de un muchacho, su voz llena y profunda.

Pero no fue solo su belleza lo que me cautivó, sino el halo de misterio que emanaba, sobrecogedor como un enigma en las noches de luna."




Lolita es un cuento fantástico aparecida en una colección de cuentos titulado La Gioconda maldita (Die verfluchte Gioconda).




En el cuento aparece la idea circular de la fatalidad asociada a la mujer y que se perpetúa por generaciones.

La historia inicia cuando un grupo de personas están conversando en un salón y uno de ellos menciona a E.T.A. Hoffmann y sus cuentos musicales.

La joven señora de la casa, se dirigió al poeta mientras depositaba en el plato la naranja que se disponía a pelar:

- ¿Podrá usted creer que sus relatos (y la verdad es que lo leo poco) consiguen robarme el sueño durante noches enteras? El sentido común me dice que son solo imaginaciones; y sin embargo…
-¡Es que no lo son, señora condesa!
El consejero de legación sonrió afablementre.
- ¡No estará usted insinuando que Hoffmann vivía realmente todas esas aprensiones!
- No lo insinúo -replicó el poeta-, lo afirmo. No que las viviera en carne propia, desde luego; pero, como poeta que era, experimentaba lo que escribía, o mejor dicho, escribía solo lo que vivía en su espíritu. Esa es la diferencia entre el poeta y el simple escritor: ¡En la mente del poeta, la imaginación se encarna por medio de la reflexión!

Entonces un profesor toma la palabra y decide narrar una historia personal que él mismo no puede determinar si fue algo real o un sueño.

De esta manera, la narración recaerá en el nuevo personaje para contar la historia que lleva por título el cuento. Una historia realmente fantástica y dificil de creer pero narrada de tal manera que pareciera que realmente eso es lo que sucedió, experiencia similar como cuando se lee a Hoffmann. Citemos a Dostoievski al respecto:

Por ejemplo, lo fantástico en Hoffmann es distinto. Hoffmann personifica las fuerzas de la naturaleza en las imágenes: introduce en sus cuentos a las hadas y a los espíritus, a veces busca su ideal fuera de lo terrenal, en un mundo extraordinario, tomándolo por el mundo superior, como si él mismo creyera en la existencia de este mundo mágico y misterioso. (De Diarios de un escritor. Fiódor Dostoievski).

Al sur de Alemania el profesor vivió por un tiempo y por aquel lugar había una taberna que al profesor le llamaba su atención. El narrador ingresa y observa que el establecimiento es atendido por dos ancianos de aspecto lamentable. Son los hermanos Walser.

Un día, el profesor encuentra la taberna cerrada pero la curiosidad le llevó a permanecer cerca de la puerta para escuchar el ruido insólito que llegaba desde dentro. Unas voces cada vez más enérgicas se escuchaban tras la puerta y pareciesósele incluso que hubiera una pelea al interior del establecimiento. Luego, de forma inesperada esucha un canto cuya voz no se correspondìa con la de un anciano sino de una doncella. Posteriormente oye gritos y luego el silencio.

Ante esta experiencia tan extraña como inquietante el narrador emprende un viaje a Alicante - España. En el camino tendrá un sueño en el que la imagen de una casa se le queda grabado en la memoria.

En Alicante, un puerto de España, se hospeda en una posada con balcón y vista al mar. Allí conoce al dueño de la posada, el señor Severo y luego a su joven hija, Lolita, quien se queda enamorada del narrador rápidamente.

Yo empezaba a ser consciente de que había llegado el momento de partir; no porque me reclamara obligación alguna, sino porque el amor excesivo y peligroso de Lolita empezaba a infundirme terror.

A partir de entonces la historia se centra en el personaje de Lolita cuando el narrador se entera sobre su historia y la de sus generaciones. Una historia de pasión y fatalidad, una especie de femme fatale que encierra un misterio.

Es un cuento, inquietante cuyo desenlace es insólito como fantástico. Me parece un cuento genial.

Sobre el autor:



Heinz von Lichberg, nombre real Heinz von Eschwege (nacido en 1890 en Marburg, muerto el 14 de marzo de 1951 en Lübeck) fue un autor y periodista alemán, recordado principalmente por su cuento Lolita de 1916. Se ha argumentado que Vladimir Nabokov basó su novela de 1955 del mismo nombre en la historia de Lichberg. [1] La historia fue publicada en una colección de 15 cuentos titulados Die verfluchte Gioconda (La Gioconda maldita).

Nacido en una familia de la nobleza de Hesse, eligió el seudónimo de Heinz von Lichberg en honor a Leuchtberg cerca de Eschwege, donde se habían librado muchas batallas. Sirvió en la caballería durante la Primera Guerra Mundial, y después de la guerra trabajó como periodista y autor en Berlín. Informó desde Graf Zeppelin durante su vuelo récord alrededor del mundo en 1929, ganando un nombre como corresponsal extranjero. Se convirtió en miembro del Partido Nazi en 1933 y trabajó como periodista radial y periodista cultural con la Völkischer Beobachter. Dejó el Partido Nazi en 1938 y se reincorporó al ejército durante la Segunda Guerra Mundial, sirviendo en el departamento de inteligencia militar de la Abwehr. Después de la guerra, se instaló en Lübeck, donde trabajó para un periódico de Lübeck y murió en 1951.

Lichberg fue mayormente olvidado, hasta que el erudito literario Michael Maar encontró su cuento corto "Lolita" y argumentó en varios artículos y un libro de 2005 que Nabokov había derivado su historia del trabajo de Lichberg.

En "Lolita" de Lichberg, la historia transcurre en España.

Comentarios