Buscar este blog

sábado, 30 de marzo de 2013

El Castillo (Franz Kafka)

Lectura # 16




"El Castillo" (Das Schloß) del escritor checo Franz Kafka, es el noveno libro de este año; Ha sido muy satisfactorio leer otro libro de él.

"El Castillo" se publicó póstumamente en 1926, es un libro inconcluso que consta de 25 capítulos y una sección de "notas" al final del libro que incluye variantes de algunos capítulos, interpretaciones y comentarios adicionales.

Franz Kafka, vuelve a utilizar al héroe de "El Proceso" en "El Castillo", el libro inicia con la llegada del protagonista Josef K a un condado muy frío y lejano para trabajar como agrimensor de un castillo. Josef viene de muy lejos y con esperanzas de un buen puesto de trabajo, sin embargo, nada de lo esperado iría sucediendo.

K, a través de las innumerables páginas intenta inútilmente llegar al Castillo, utiliza todos los recursos para alcanzar su objetivo más todo es en vano. 

En una posada se anuncia un hombre llamado Barnabás, es el mensajero del Castillo quien le extiendo una carta suscrita por el director del Castillo, en la carta se anuncia la bienvenida y ciertas condiciones generales del contrato "como usted lo sabe" (dirigiéndose a K), luego aparecerían dos hombres quienes serían sus ayudantes. Posteriormente K se da cuenta de lo imposible de llegar al Castillo, conoce a una camarera en la posada de los señores, Frieda, amante de Klamm (El director), K le propone a Frieda ser su amante y esta acepta.
Al fin, K obtiene una entrevista con el alcalde y en el capítulo 5, "En Casa del Alcalde", resulta un episodio gracioso por el sentido absurdo de la explicación que da el Alcalde al agrimensor K con respecto a su contratación, concluyendo que todo fue un mal entendido pero que es bienvenido al pueblo, K se enfurece y amenaza con iniciar la denuncia de su maltrato recurriendo a toda instancia posible para ello.

Luego, de regreso en la posada, aparece el maestro de la escuela de Castillo quien le propone el puesto de trabajo de bedel de escuela, K en un primer momento no lo acepta y manda a marcharse al maestro, no obstante, instantes después éste aparece del brazo con Frieda y ella le anuncia con desesperación que acepte el puesto porque la posadera no acepta que K permanezca más tiempo en la posada. K finalmente acepta y ambos deciden vivir dentro de la escuela, junto con sus dos ayudantes.

El agrimensor K, ahora es bedel de la escuela, convive con su amante Frieda, viviendo en la escuela, ha despedido a sus dos ayudantes, se ha entrevistado con el alcalde, su contrato es un misterio, se le ha dicho que su contratación es un error, y tras todo esto aún no puede llegar al castillo por el cual fue enviado. Tratará, a través de la madre del niño Hans, llegar al Castillo, el libro no nos cuenta más.

Un día luego de recibir el maltrato del profesor decide visitar la casa de Barnabás y se entrevista largamente con Olga, una de las hermanas del mensajero, quien le cuenta el secreto de la familia y el porqué la sociedad les desprecia, pese a ello K se sentía a gusto, por la sinceridad de sus palabras. Luego, uno de los ayudantes (Jeremías) acude a casa de Barnabás para buscar a K comunicándole que Frieda le espera.

Finalmente, Frieda regresa a la posada, se cansó de esperar a K y decide volver a ser camarera y destruir cualquier esperanza de matrimonio con K porque tanto el ayudante Jeremías como Frieda ahora estaban siendo amantes.

K, acude una vez más a la posada para entrevistarse con funcionarios, luego se entrevista largamente con Pepi, la criada que había reemplazado a Frieda como camarera... el libro queda inconcluso....

Pese a los constantes frustaciones y humillaciones, K no abandona el pueblo y se transmite un cambio en las intenciones de K, ya no se siente esas energía de ser agrimensor del Castillo sino ahora se anuncia con más fuerza las ganas de pertenecer al pueblo frío y oscuro, intenta hacerse una vida allí para dejar de ser forastero....




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...