Nosotros (Yevgueni Zamiatin)

“El amor y el hambre rigen el mundo. Ergo: para dominar el mundo, el hombre ha de vencer a los dominadores del mundo”
Lectura # 141 



Ficha técnica:

Título del ejemplar: Nosotros
Autor: Yevgueni Zamiatin
País de autor: Rusia
Año del ejemplar: 1972
Editorial: Editorial Seix Barral S.A.
Título original: We
Año de publicación en el idioma original: 1924
Idioma original: inglés
Editorial: E. P. Dutton (New York)
Traducción: Juan Benusiglio
Género: Ciencia ficción. Distopía.
Edición: e-book versión de febrero de 2012

Otros datos
Páginas: 320 según información de Goodreads.
Contenido de la obra: Cuarenta (40) capítulos.
Premio Prometheus en la categoría Hall of Fame (1994)
Leído en la app Moon+ Reader Pro
Tiempo calculado de lectura según la app: 9.03 horas


Información sobre el libro

[En la ciudad de cristal y acero del Estado Único, separada por un muro del mundo salvaje, la vida transcurre sometida a la inflexible autoridad del Bienhechor: los hombres-números trabajan con horarios fijos, siempre a la vista de todos, sin vida privada: el “yo” ha dejado lugar a “nosotros”. El narrador de este diario íntimo, D-503, es el constructor de una nave interestelar que deberá llevar al universo “el bienaventurado yugo de la razón”. Pero se enamora: el amor equivale a rebelión, y el instinto sexual al deseo de libertad. Aunque, tras extirparle a D-503 el “ganglio craniano de la fantasía”, el Estado sedentario, entrópico, salga victorioso de la conspiración, allende sus muros siguen los hombres nómadas, llenos de energía, que generarán nuevos insurrectos: no existe, ni jamás existirá, la última revolución. Muchos lectores, al leer NOSOTROS, escrita entre 1919 y 1921, prohibido oficialmente hasta 1988 en la URSS, comprobarán cómo se anticipa magistralmente a todas las novelas posteriores sobre utopías totalitarias, sobre todo la de Orwell, 1984. Junto a Un mundo Feliz (Aldoux Huxley) y 1984(George Orwell) forma la trilogía clásica de novelas antiutópicas de la primera mitad de siglo XX

Comentario:

La literatura como un conjunto de textos donde cada escritor plasma toda su fantasía es tan inconmensurable y sorprendente que como lector me es difícil parar con esta actividad. 

Acabo de leer la novela rusa Nosotros, publicada en los primeros años de la década de 1920. Este libro fue la obra clave que influyó en George Orwell para escribir su famosa novela “1984”, y que, habiendo leído ambas me he percatado de que poseen gran similitud. 

Tras la publicación de la novela, el joven Zamiatin fue duramente criticado y sus obras fueron censuradas en Rusia. Recordemos que ya en esa época el destino de Rusia estaba dando un cambio radical, dejando atrás al imperio zarista y pasando a un régimen comunista, liderados por Lenin, Trotski, Stalin entre otros. 

En 1931 Zamiatin escribió una carta a Stalin solicitándole salir del país (tal como lo hizo en su momento Mikhail Bulgákov, autor de la célebre novela El maestro y Margarita). Gracias a Máximo Gorki, Zamiatin logró salir de Rusia e instalarse en Francia, donde terminaría sus días. 

Leer Nosotros, ha sido un descubrimiento sorprendente. Una novela de ciencia ficción de tipo libertaria, política. Similar a 1984, pero con un mayor componente fantástico y una constante exploración psicológica del personaje principal. 

Nosotros está ambientada aproximadamente en el siglo XXXII. Más de mil años en el futuro. Luego de la guerra de los Doscientos años la humanidad vive gobernada por un Estado Único, flanqueada por el Muro Verde de cristal, que lo separa de la naturaleza. El Estado Único tiene por misión dar la felicidad a todos los hombres, y para conseguir ello es necesario que se les desprenda la libertad. El líder supremo es llamado El Bienhechor que cada año es reelegido de forma unánime en una votación global y abierta. El Estado cuenta con vigilantes y son llamados Protectores. Es como una policía secreta que siempre está cerca de ti de forma agazapada vigilando que te comportes como es debido. Todo aquel que se sale de lo establecido es llevado por a la Máquina del Protector donde es fulminado con una descarga eléctrica. 

“¿Acaso no es precisamente esto que lo que hacemos? El hermoso sueño del Paraíso… ¿Lo conoce? En el Paraíso, los hombres ya nada desean, ya nada anhelan, allí ya no conocen la compasión ni el amor, allí solamente existen almas dichosas, a las que se les ha extirpado la fantasía con una operación (pues de lo contrario no serían felices): ángel, siervo del Señor…” (El Protector dirigiéndose a D-503) 

La ideología es la racionalidad extrema, no hay cabida para la subjetividad o la imaginación, todo se rige bajo la Tabla de las Leyes. Todo está programado y calculado. El Estado se ha encargado de asignar tareas específicas desde la hora en que te despiertas hasta la hora de acostarse. Y todos deben cumplirlos. Todos obedecen con gusto al Estado. Las personas viven en casas de cristal transparente. No hay vida privada, se ha perdido la individualidad, te controlan todo, incluso tu actividad sexual y la procreación. Cada uno es una millonésima parte del gran aparato estatal. Por eso se habla de “nosotros” y no de “uno”. 

“Cada mañana, nosotros, una legión de millones, nos levantamos como un solo hombre, todos a una misma hora, a un mismo minuto. Y a un mismo tiempo, todos, como un ejército de millones, comenzamos nuestro trabajo y al mismo instante lo acabamos”.
 
El personaje principal de la novela es un matemático, de número D-503. En ese futuro que nos revela el libro, los hombres no tienen nombres ni apellidos. El Estado le asigna a cada uno de los habitantes un código que será su identificación. Si la primera letra es consonante entonces se trata de un hombre y si la primera letra es una vocal se trata de una mujer. D-503, es uno de los constructores de una máquina espacial llamada El Integral. Y que, dentro de ciento veinte días, partirá al espacio para conquistar otros planetas y establecer su forma de gobierno. Por ello el Bienhechor (el líder supremo de toda esta organización futurista) aceptará de quienquiera que se sienta capaz de redactar un texto en favor del sistema para que sean leído por los habitantes de esas lejanas civilizaciones al que pretenden conquistar. Algo así como un evangelio. 

D-503, es uno de los que redactará un texto, y ese texto es la novela en sí misma. Escrita como un diario al que él llamará “Nosotros” y cada capítulo sus “anotaciones”. 

Pero el problema de la historia es que existen algunos números (así se les llama a las personas) que aún conservan ese instinto de libertad y que en secreto desean rebelarse contra el sistema y D-503 será arrastrado a esa corriente involuntariamente luego de conocer a I-330, una mujer, alguien completamente enigmática para él a tal punto que no puede definirla racionalmente. 

A raíz de ese encuentro D-503 empezará a dejar de lado a O-90 y a interesarse más y más por I-330. D-503 poco a poco empezará a experimentar cosas que él mismo no las comprende y no sabrá diferenciar lo real de lo imaginario. 

El departamento de Salud le diagnostica la peor de las enfermedades que puede tener alguien del Estado Único, una enfermedad tan antigua, como las civilizaciones del siglo XX, pero mil años después es inusual que alguien lo presente. D-503 es diagnosticado de poseer un alma. 

A partir de entonces la trama se vuelve más poética como compleja toda vez que las páginas del diario lejos de mencionar las bondades del Estado Único se centra en lo que él va experimentado día a día. En ese proceso de angustia que refleja el conflicto psicológico que va intrincándose a medida que tiene más cercanía con I-330 y más aún cuando le revela sus planes. 

“La fantasía es el último obstáculo en el camino hacia la felicidad” 

Una novela muy interesante de ciencia ficción pionera en el género de las distopías. Esta novela trazó el camino para otras como 1984 o Un mundo Feliz. El libro aborda varios temas como la libertad individual, la felicidad entendida como la renuncia a la libertad, la pérdida de la identidad, la deshumanización, un modelo anti-utópico de una sociedad bajo un gobierno totalitario, entre otros. 

El mismo George Orwell hizo la reseña de la novela en 1946, aquí la comparto.

Información sobre el autor tomado de Wikipedia



Yevgueni Zamiatin nació en una localidad al sur de Moscú. Su padre fue sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Rusa y maestro de escuela, y su madre música. Estudió ingeniería naval en el Instituto Politécnico de San Petersburgo entre 1902 y 1908, tiempo durante el cual se unió a los bolcheviques. Fue arrestado durante la Revolución rusa de 1905 y exiliado, pero regresó a San Petersburgo donde vivió ilegalmente antes de asentarse en Finlandia en 1906 para terminar sus estudios. 

Tras su regreso a Rusia empezó a escribir como pasatiempo. Fue arrestado y exiliado por segunda vez en 1911, aunque fue amnistiado en 1913. La obra Un cuento provincial (Уездное) escrita en 1913, en donde satirizaba la vida de un pequeño poblado ruso, le trajo cierto grado de reconocimiento. Se dio a conocer durante la Primera Guerra Mundial con la publicación de una novela antimilitarista, En medio de la nada, censurada por las autoridades zaristas. 

Inmediatamente después de la Revolución de Octubre de 1917, escribió en Gran Bretaña los relatos Los insulares (1918) y El pescador de hombres (1921), y publicó su obra maestra, la novela Nosotros (1921), que le valió una orden de prohibición de publicación en su país y que estuvo prohibida en la URSS hasta 1988. Comenzó a escribir Nosotros en 1919 y aunque la terminó en 1921 ni tenía título ni se pudo publicar en esa fecha. Fue la primera novela que iniciaba el género distópico, pero la primera vez que vio la luz fue en Reino Unido en 1924, de manera incompleta y aún por titular por el autor. Fueron los británicos quienes la llamaron Nosotros para poder hacer su edición. En 1927, sin permiso de los editores ni del autor, la editorial y revista de exiliados rusos editada en Praga Volya Rosii publicó por entregas el libro. Esto provocó una serie de problemas al autor con las autoridades soviéticas. Zamiatin intentó exiliarse varias veces dado que las medidas censoras y económicas contra él eran cada vez mayores. Su éxito mundial ocurrió en 1929 cuando la novela fue editada en Francia. En 1932, emigró a París. Antes de exiliarse, publicó el relato La inundación (1929). Murió en París en 1937 en la extrema pobreza, víctima de una angina pectoral. Nosotros influyó en Aldous Huxley y George Orwell. Ellos mismos declararon su admiración por la obra de Zamiatin. Los tres son considerados padres del género de la distopía o antiutopía

Comentarios