Peste y Cólera (Patrick Deville)

“El bubón está muy definido. Lo extraigo en menos de un minuto y lo subo a mi laboratorio. Hago rápidamente una preparación y la pongo bajo el microscopio, identifico a primera vista un verdadero puré de microbios, todos parecidos. Son pequeños bastoncillos rechonchos con las extremidades redondeadas”

Lectura # 143



Ficha técnica

Título en la versión traducida: Peste & Cólera
Autor: Patrick Deville
Idioma: francés
Género: Biografía
Año de publicación en su versión traducida: 2014
Título original: Peste & Choléra
Traducción: José Manuel Fajardo
Año de publicación en el idioma original: 2012
Edición: e-book
País: Francia 

Otros datos

Páginas: 240 en la versión traducida de Anagrama.
Contenido de la obra: Cuarenta y cuatro (44) capítulos, agradecimientos, información sobre el autor, notas. 
Premio otorgados: Premio Femina (2012), Premio FNAC (2012), Prix des prix (2012)
Leído en la app Moon+ Reader Pro
Tiempo calculado de lectura según la app: 13.52 horas

Información sobre el libro:

consignado en la cubierta del libro y en la página web de la editorial Anagrama  

[En 1887, mientras Francia prepara los festejos del centenario de la Revolución Francesa, Louis Pasteur funda una escuela de biología y descubre la vacuna contra la rabia. Con veintidós años, el suizo Alexandre Yersin llega a París y se enrola en la aventura pasteuriana. Investiga sobre tuberculosis y la difteria, y todo lo encamina a convertirse en uno de los sucesores privilegiados de Pasteur. Pero a Yersin lo mueve el espíritu aventurero, como el de su admirado Livingstone, héroe de su infancia y adolescencia. 

Entonces, el joven se enrola como médico en un barco, se hace a la mar e inicia sus travesías por Extremo Oriente, explora la jungla, y viaja a China, Adén y Madagascar. Y durante la gran epidemia de Hong Kong, en 1894, descubre el bacilo de la peste. 

Éstas son sólo algunas de las hazañas de un científico y explorador al que Patrick Deville consagra esta emocionante epopeya de tintes conradianos, donde el brillante ejercicio literario se combina con un preciso trabajo de documentación que llevará al escritor a sumergirse en el fascinante universo de la correspondencia mantenida por la «banda de los pasteurianos». Peste & Cólera es la narración de una apasionada aventura científica y humana. Y, a la vez, el relato de las primeras décadas de un convulso siglo XX, que transcurre al ritmo del avión desde el que Yersin, durante su último viaje desde Francia a Saigón, en 1940, rememora una vida consagrada al desarrollo del conocimiento humano. 

Peste & Cólera, después de obtener el Premio Femina y el de la FNAC, fue galardonado con el Prix des Prix 2012, elegido entre los ocho premios literarios franceses más importantes, en su segunda convocatoria (en la primera, en 2011, lo obtuvo Limónov, de Emmanuel Carrère). 

«Un libro erudito y modesto, divertido y empático, claro y justo, sólido como el granito, y en el que, como en el granito, destellan cientos de fragmentos de mica procedentes de Rimbaud, de Baudelaire o de Hugo» (Jean-Baptiste Harang, Le Magazine Littéraire). 

«A través de la larga vida de Alexandre Yersin, Deville narra un siglo de descubrimientos científicos, de guerras franco-alemanas, de colonización... Este estilista notable conjuga la vivacidad con la que conduce su relato y la sobriedad de sus frases, escritas siempre como si ocultase una discreta sonrisa en la comisura de sus labios –que puede aludir tanto a la simpatía hacia su personaje como a su propia posición de “fantasma del futuro” que sigue el rastro de un héroe discreto. Es así como el autor evita caer en la hagiografía y nos brinda uno de los libros más interesantes de los últimos tiempos» (Raphaëlle Leyris, Le Monde). 

«Patrick Deville comparte con Alexandre Yersin no sólo la pasión por los viajes sino también una insaciable curiosidad. Para construir su personaje se ha valido de una lectura asidua de la prensa, de años de investigación en todo tipo de archivos..., de una suma de documentos que el novelista transmuta en un formidable concentrado literario, reivindicando “la novela de invención sin ficción”» (Delphine Peras, Lire). 

«Para escribir una ficción tan atravesada por lo real, hace falta, sin ninguna duda, ser un escritor excepcional» (Nicolas Ungemuth, Le Figaro).


Comentario

“Yersin no se hace ilusiones en cuanto a su notoriedad. Sabe bien que no dejará tras de sí más que esas dos palabras latinas, Yersinia pestis, y que sólo las conocerán los médicos”
 

Luego de releer La peste y leer La peste escarlata, Peste & Cólera fue una de las recomendaciones de goodreads. Al leer la información del libro quedé convencido de que habría que leerlo, más aún si se trataba de la biografía de Alexandre Yersin, cuyo nombre uso la ciencia para “bautizar” a la bacteria patógena de la Peste bubónica: Yersinia pestis. Consideré entonces que sería una lectura apropiada para conocer un poco sobre el ilustre suizo. 

La novela está narrada en tercera persona, es un narrador omnisciente; el narrador es el autor del libro. ¿Que cómo es que Deville sabe tantos detalles de la vida de Yersin? Aparte de lo muy documentado que está al respecto, introduce un personaje en la novela, el “fantasma del futuro”, que no es más que su alter ego, un ojo que todo lo ve. 

Me ha fascinado la vida de Yersin, un hombre al que siempre se le ocurría hacer o aprende algo nuevo. Ya desde niño tenía ese espíritu lleno de curiosidad, un espíritu similar al niño Julian Assange. 

“El muchacho está solo y recorre los campos, nada en el lago o construye cometas. Captura insectos, los dibuja, los atraviesa con una aguja y los clava sobre un cartón”
 

La narración sobre sus viajes al Asia, Indochina, se me hacía algo pesado, el texto no fluía, era como leer una especie de enciclopedia sobre lugares remotos y de nombres extraños. En esos capítulos me estanqué en la lectura. 

“Continúan siempre adelante, por territorios innombrados, hacia tribus violentas que no tienen violines ni alejandrinos”
 

“Después de haber atravesado las cumbres, a más de dos mil metros, descienden hacia los fríos bosques de coníferas y después hacia la jungla, hacia el roto vitral de arrozales que se ve ahí abajo, en la llanura”
 

Me gustó el capítulo de Hong Kong donde se cuenta cómo logró descubrir el bacilo de la peste, y cómo derrotó a Kitasato representante del instituto alemán Koch. 

“Hay que comprender también, en esta competición, que son conscientes de que esta vez es la de verdad. El microbio de la peste, si es que es un microbio, va a ser descubierto: no tiene escapatoria. Y nunca volverá a presentarse en la historia de la Humanidad la ocasión de haber sido el vencedor de la peste”
 

Otro capítulo por resaltar fue en el que protagonizó su lucha contra el bandolero Thouk, donde Yersin recurrió a sus conocimientos médicos para salvarse. 

Me gustó que en el libro a medida que avanzaba la vida de Yersin se vaya contextualizando lo que sucedía en Europa: La primera guerra mundial, la época de los Años locos, la segunda guerra mundial, la ocupación francesa por los nazis, la época de grandes descubrimientos, y el desfile de nombres que hasta el día de hoy recordamos como por ejemplo Peugot, Carl Zeiss, Michellin, Goodyear, Dunlop, etc. Así como nombres vinculados a la literatura como Arthur Rimbaud, Joyce, Louis-Ferdinand Céline, Andrés Gide. 

“El siglo XX será el de las barbaries y el de las marcas registradas”
 

Asimismo, se dedica un capítulo a Pasteur, muy bueno, donde se detalla sus descubrimientos y filosofía; su creación del Instituto Pasteur donde se formó “la banda de los pasteurianos”, científicos muy destacados y que en el siglo XX muchos de ellos ganarían premios Nobel. Menciono a Émile Roux, Calmette, Loir, Grancher, Viala, Wasserzug, Haffkine, Metchnikoff, Wollman, Simond, Lwoff, Jacob entre otros. No olvidar a Joseph Meister, el primer niño salvado de la rabia gracias a Pasteur. 

Pero Yersin también formó su pequeña banda en las lejanas tierras del sur de Asia. 

“Porque, a fin de cuentas, se haya obtenido o no la vacuna contra la peste, uno sabe que no hay vacuna contra la muerte de los amigos y que todo es un poco en vano”
 

En fin, un libro muy interesante por si desean enterarse de la sorprendente y aventurera vida de Alexandre Yersin, un genio solitario, el elegido para suceder a Pasteur, contribuyó con el progreso científico, colocando su nombre en el eterno firmamento junto a otros grandes de la medicina; pero su mayor interés por la exploración lo hizo tomar un rumbo distinto al de sus compañeros que posteriormente fueron galardonados con el Premio Nobel, mientras Yersin acrecentaba su imperio personal asiático, en la indochina -hoy Vietnam- y que en este libro de Patrick Deville, le rinde un homenaje. 

Información sobre el autor

 

PATRICK DEVILLE (Saint-Brévin, Francia 1957 - ) Hizo estudios tanto de literatura comparada como de filosofía en Nantes. A los 23 años era agregado cultural en el Golfo Pérsico; a los 25, enseñaba filosofía en el extranjero. 

Enseguida, en los años 1980, Deville enlazó una serie de viajes: a Oriente Medio, Nigeria, Marruecos y Argelia. Luego, en los años 1990, vivió cierto tiempo en Cuba, pensando en la caída del castrismo (allí aprendió español), y más tarde residió en Uruguay y América central. De todos modos regresaba periódicamente a Francia para publicar sus libros. 

Tras publicar cinco novelas en ediciones Minuit – desde Cordon-bleu (1987) hasta Ces Deaux-lá-, Deville enlazó un singular ciclo en la editorial Seuil, donde sigue la historia colonial de un modo peculiar: Pura Vida (sobre América latina, sobre William Walker, asesinado en 1860), Equatoria (en África), Kampuchéa (en la Camboya más convulsa), que constituyen para el autor un solo libro, que fue modificándose al ampliarse con nuevos argumentos. Sus lazos con Nicaragua y su amistad con sandinistas (Sergio Ramírez y Ernesto Cardenal) latían en su primer libro. 

Creó en 1996 el Prix de la jeune littérature latino-américaine y la revista Meet, de la Maison des Écrivains Étrangers et des Traducteurs de Saint-Nazaire, de la que es hoy su director literario. Su obra se ha traducido a doce lenguas.

Comentarios